Escribo porque no me puedo tragar las palabras y a veces son demasiado pesadas para el viento.

lunes, 27 de abril de 2015

Cronos.

Últimamente cualquier cosa pasa ante mi, las horas de mi reloj se han vuelto segundos corriendo ante mis ojos. Las sonrisas son sólo los labios de quién hacía aparecer las comillas de su boca para poner punto y final a la tristeza de quién ponía comas en su vida. Y mucho hay que decir de las miradas pausadas que ponían a latir a prisa ese corazón pedía a latidos cansados un poquito de amor, tantos días han pasado, los mismos que tomados de la mano se llevaron mis tesoros, esos que son imposibles de ver, esos que pasan en segundos y te dejan días con su huella, esos que podía tener cuándo quisiera, esos que nunca tuve porque eran tesoro de alguien más. 

Y ahora, como pirata sin un parche en su ojo, un mapa, un barco, o un pájaro que conteste que sí a todo lo que diga, espero salir con el sol en busca de mis tesoros. 

Me han robado. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario